martes, 22 de abril de 2014

Forever... precious!!!



Infinity stretches unlimitlessly
Countless days pass by immeasurably
Anniversaries gutter in the maelstrom
Whirling a snowstorm of lustrous millennium
We couldn't stay together
This couldn't last forever
Senses dissolve into soliloquies
Flooding ascent in synchronicity
But we couldn't stay together
I knew this wouldn't last forever
Forever just one more tie then never
This is the last string to sever
On and on yes it goes on and on
I could stay wherever
I would last forever
Forever just one more tie then never
This is the last string to sever
Forever never forever
This is the last string to sever
I have lost you for ever and ever


Siouxsie & The Banshees - Forever (1995)


martes, 15 de abril de 2014

Tiempo...

Tiempo de relax, de naturaleza, de lectura, de reflexión, de aire limpio, de silencios y charlas amigables, de amor alrededor de la mesa, de paseos y noches estrelladas, de olor a incienso, de calor de hogar...

Tiempo para dar y recibir, para sentarse en el laberinto y reconocerse, para inspirar lavanda, para acariciar y achuchar a Amor, para el ronroneo sanador de Rey, para repartir sonrisas, para perderse en el azul del cielo, para jugar con las nubes, para abrazar los árboles del camino, para respirar profundo, para despertar con el canto de los pájaros, para balancearse en la hamaca, para soñar...




Tiempo de disfrutar...

Tiempo para sanar...

lunes, 14 de abril de 2014

Nadie



¿Cuantas cosas crees que deberías de cambiar en ti?




domingo, 13 de abril de 2014

Monet y sus ninfeas

Quizás sea el impresionismo la corriente pictórica que más me gusta a nivel general. Hay pintores y pinturas que me gustan particularmente, pero si hay un estilo donde siempre encuentro acomodo, ese es siempre el impresionismo. Por la forma de contornear, por el efecto de la luz en las pinturas y por ese colorido suave que sosiega los sentidos. Para disfrutar del impresionismo, nada mejor que hacerlo en su propia cuna y allí, en el mismo París, en el Museo D'Orsay. La pinacoteca impresionista. Y en consecuencia Monet es, de todos los impresionistas, el que más me sustrae de la realidad y me atrapa en sus lienzos aunque hoy me voy a centrar en unos en particular que se encuentran en el Museo L'Orangerie.

Son muchas las obras de Monet que me gustan pero en muchas de ellas hay un elemento común que me encanta disfrutar. Sus ninfeas o nenúfares con los que finalmente crearía una gran colección. Ninfeas de distintas tonalidades, de reflejos de luz varios que las diferencian, de estanques al atardecer y en la mañana. Ninfeas de primavera, más grandes o más pequeñas, de crepúsculos y de veranos. Sus ninfeas salieron del estanque que construyó en el jardín de su casa.

Cuando su situación económica mejoró, Monet compraría una finca en Giverny que se convertiría en su residencia hasta su muerte. En su jardín construyó un puente japonés sobre un estanque con plantas exóticas que se convertirían en una de sus pasiones llegando a pintarlas en más de doscientas ocasiones muchas de ellas en lienzos de grandes dimensiones que obligó al artista a construir en su finca ateliers acordes a sus necesidades. 

Antes de suscumbir al encanto de estas pinturas de Monet, lo hice al preciosismo de los nenúfares que descubrí en un estanque en el Amazonas donde me quedé un buen rato extasiada con su contemplación. 



A mi me cuesta trabajo decidirme por un cuadro en especial. Todos tienen un encanto propio. Un color que los ilumina, un tiempo, una mirada y un trazo del pintor que todos los días se escondía en un rincón del Jardin del Agua para regalarnos en los lienzos la belleza de su mirar, el encanto de las ninfeas cambiantes con el discurrir de los días y las estaciones. Todos tienen su propia razón de ser.
Monet convirtió sus ninfeas en sus propias ninfas.

martes, 8 de abril de 2014

Te soñé...

Anoche te soñé. Sin quererlo, o quizás porque lo quiere una parte de mi que no acabo de controlar. De cualquier forma, eras tú solo en aspecto. Porque el soñar es libre y es capaz de construirte lleno de ternura con una pizca que en alguna ocasión se te escapó en alguna mirada o en alguna palabra descontrolada que pronunciaste cuando ya no eras tan dueño de ti. Te soñé y te amé sin miedo porque no eras tú, porque no hacías daño, porque te agarrabas a mi con fuerza, porque no desaparecías. 

Te soñé y te amé un poco más solo porque soñando me amabas.



lunes, 7 de abril de 2014

Mode meloso on



Qué bonita!!! Uno de esos encantos musicales mios inconfesados. Entran ganas hasta de ser novia.

 ...para darnos el más dulce de los besos, recordar de qué color son los cerezos, sin hacer más comentarios...

Somos novios






viernes, 4 de abril de 2014

Un acto de egoísmo

El otro día pensaba que la decisión que tomé de traer hijos a este mundo fue muy egoista por mi parte. Que en lugar de pensar en ellos me dejé llevar por el propio deseo de vivir la maternidad, de asumir la responsabilidad que ello supone, pensando siempre en las implicaciones a nivel personal que tendría un hecho como ese. Igual que cuando ahora me asalta nuevamente el deseo de ser madre. Ahora, a pocos días de que mis hijos cumplan quince años, creo que hubiera sido mucho mejor haber mantenido la idea inicial de vivir esta vida en estado estéril. Pero no porque la maternidad me resulte frustrante o no me haya aportado lo que esperaba. Todo lo contrario, mis hijos a nivel personal me han aportado cosas que jamás hubiera imaginado. Ser madre tiene, como todo, momentos amargos y momentos dulces pero estos, compensan con creces cualquier otro. Cumplí mi deseo y la vida me regaló no solo una, sino dos vidas para disfrutarlas. 

El otro día, esperando en las oficinas de la Seguridad Social para entregar una documentación, estaba sentada delante mío una mujer con un bebé que apenas tendría unas semanas y que se ovillaba en el pecho de su mamá, con los puñitos cerrados, durmiendo plácidamente y acunado seguramente por los latidos del corazón que le dio la vida.  Era incapaz de dejar de mirarles. Recordaba cuantas veces yo los tuve asi, disfrutando de su olor, de su calorcito, de sus caritas felices, de su vivir despreocupado, de su dormir sosegado... Y deseé, deseé volver a tener nuevamente una vida en mis brazos. Sin embargo, me di cuenta que no pensaba más que en mis propias emociones, en todo aquello que a mi me ha deparado el hecho de ser madre y me olvidé una vez más de pensar en esas vidas que traemos a este mundo. Recuerdo que en un ataque de ira, cuando tenía 16 años, le reproché a mi madre precisamente eso, que me hubiera traído a este mundo sin sentido donde todo suponía un esfuerzo. Y a veces pienso que quizás mis hijos puede que acaben por reprochármelo a mi también y no tendría argumentos para defenderme porque en realidad, fue la necesidad de satisfacer un deseo personal lo que les hizo habitar este mundo.

Cuando te planteas que nos hemos socializado y desarrollado para destruirnos y destruir todo lo que nos rodea. Cuando piensas en lo tremendamente difícil que es escapar de las garras del sistema que todo lo engulle. Cuando eres consciente de que todo a tu alrededor está enfermo porque lo hemos envenenado. Cuando sabes que el interés económico de unos pocos está orquestando la vida de todos sin el más mínimo escrúpulo. Cuando ves a tu alrededor cómo las enfermedades empiezan a hacer mella cada vez a más temprana edad. Cuando asumes que no hay rincón en este planeta en el que estés a salvo. Cuando piensas que revertir todo esto es prácticamente imposible o que la única posibilidad es un estallido mundial que se cobre la vida de millones de personas y quizás, solo quizás, se consiga así construir sobre las ruinas  una sociedad totalmente distinta.

Piensas.... ¿Cómo he sido capaz de traer a mis hijos a este mundo? ¿Cómo no pensé en lo que les iba a ofrecer? Y claro, siempre hay pequeñas cosas que te aportan felicidad aunque vivas inmerso en este mundo hostil. Y procuro enseñarles a buscarlas. Pero eso no quita para que yo siga pensando en lo egoista que un día fui y en sus consecuencias.


miércoles, 2 de abril de 2014

Böcklin y La Isla de los Muertos

De las cuatro versiones de La isla de los muertos que realizó Böcklin y que aún se conservan (parece que una quinta fue destruida en la Segunda Guerra Mundial), esta es la que más me gusta. Fue la tercera versión, realizada en 1883 sobre tabla al igual que la primera pero con claras diferencias fundamentalmente en la luminosidad. Fue comprada por Adolf Hitler en 1943 y estaba expuesta en el Reichtag hasta que en 1945, con la entrada de los rusos en Berlín, la pintura desapareció y no aparecería hasta 1979. Está expuesta en un museo de Berlín. 

A mi me entran ganas de ir de visita a la Isla aunque creo que el viaje es solo de ida.



Otra Isla de los Muertos que se grabó en mi memoria fue la que realizó H.R. Giger basándose en las pintadas por Böcklin y que no se llama La isla de los muertos sino Böcklin precisamente en homenaje al pintor.

Cuantas veces me habré quedado ensimismada mirando esta imagen y pensando que efectivamente esta isla si que no tiene camino de retorno. Lo que si que tiene es un magnetismo especial, por lo menos para mi. Sólo mirándola parece que te atrape sin que puedas ya alejarte de allí. Y a veces, ni ganas tenías de volver.




jueves, 27 de marzo de 2014

Insomne total

He visto que hacía nueve meses que no subía un vídeo a mi canal de Youtube. Como esta noche la he pasado en compañía del que suele presentarse sin haber sido invitado, el aburridísimo Don Insomne, me he dedicado entre otras cosas a ver la carrera de MotoGP que tenía pendiente gracias a la ayuda de un amigo que me ha dicho donde porque mis intentos por encontrarla fueron inútiles en un principio. Por cierto, incomparable ya con la Fórmula 1 y una temporada que promete domingos de emoción (salvo los diferidos de los huevos que son más de la mitad). Luego me he dado un paseito por alguna carpeta de música que hacía tiempo que no escuchaba y me he entusiasmado tanto con este tema que también me he dedicado a crear el vídeo y a pelearme con Youtube porque desde que decidieron conectar los canales con Google+ (cosa que no me hizo ni puta gracia) pues hay que hacer una gilipollez para poder subir el vídeo y yo claro está, en estos nueves meses de inactividad ni me había enterado.

A todo esto, dije que iba a subir una entrada sobre un enlace que me pasaron ayer pero la cosa requiere de cierta frescura mental para comentarlo en su justa medida y no estaba yo esta madrugada muy lúcida.

Pues hala, con un sueño que aún no ha hecho acto de presencia pero que me va a fastidiar el día seguramente, dejo el vídeo aquí y voy a ver si remedio el fastidio.

The Rain - Charity (1991)


miércoles, 26 de marzo de 2014

Motores 2014, el gran fiasco

Estamos cojonudos esta temporada con la retransmisión tanto de la Fórmula 1 como del Campeonato de Motociclismo y aún así tenemos que darnos con un canto en los dientes porque en adelante, será mucho peor. Como de aquí a nada nos van a cobrar hasta por respirar, pues no nos ibamos a librar de pagar si es que queremos ver los motores rugiendo. Aunque eso también es un decir porque rugir, rugir ya ni siquiera rugen. Vaya mierdé con la nueva normativa de la Fórmula 1. Si en años anteriores ya resultaba un tanto aburrido con eso de ver salir a Vettel y olvidarse ya de alcanzarlo, este año resulta soporífero o por lo menos, así me pareció el primer Gran Premio. En cuanto a ruido, parece que está una viendo una carrera de cars. Si a eso le añades que al final cada vez depende todo más de la electrónica, pues joer, que pongan robots para pilotarlos. Porque dónde queda la pericia de los pilotos, ¿en saber darle al botoncito adecuado? Fue penoso ver las primeras vueltas. Coches que arrancaron desfallecidos y se fueron recuperando de a poco y eso si tenías la suerte de que se recuperaran porque Hamilton apenas se estrenó. De lo único que me alegré fue del abandono de Vettel supongo que producto del empacho de años anteriores y también para ser sincera,  porque eso de ser el niño mimado de la escudería, del machaque contínuo a un Weber que a mi particularmente me parecía un buen piloto, del endiosamiento que siempre he odiado en los pilotos sean quienes sean, acabó por generarme un desagrado por el "tetracampeón", que dudo que pueda superar. Pero además de la petardada que suponen ya las carreras por lo dicho, resulta que lo que veas en el podium posiblemente no se corresponda finalmente con la realidad, como ha sucedido ya en este primer Gran Premio (Ricciardo descalificado, vaya gracia!!!), ya que tras la carrera hay que verificar el consumo de combustible. Así que por mi parte, se han cargado la competición. Lo han ido haciendo poco a poco a lo largo de los años pero lo de este ya parece el colmo. Si se trata de experimentar, que lo hagan en otro tipo de carreras, con otro tipo de coches. La Fórmula 1 debería de ser lo que era, la gran competición entre pilotos donde las aptitudes de cada uno se podían apreciar y disfrutar, la competición entre escuderías en la que disfrutar de los motores y la adaptabilidad de los mismos a los monoplazas para sacarles el máximo rendimiento, la competición entre los distintos fabricantes de neumáticos y la pericia de cada equipo a la hora de elegirlos y no que cada vez se fue acotando todo un poco más y ahora no hay forma de disfrutar con nada. Así que cuando decidan que hay que pagar por ver las carreras no seré yo la que lo haga pese a haberlas seguido durante toda mi vida.

Con respecto al motociclismo no me queda más que acordarme de la madre de alguien. Con la gracia de los Grandes Premios en diferido resulta que ya no podemos disfrutar de las sesiones de clasificación y no contentos con eso, el Gran Premio se retransmite a las horas que le sale de los huevos a alguien a quien no debe de gustarle mucho las motos. Para rizar el rizo, deciden retransmitir en diferido justo el primer Gran Premio, cuando uno está deseando ver nuevamente a los pilotos y sus motos. No he visto el horario de los premios en diferido de la Fórmula 1 porque después de lo contado, me preocupa un poco menos, pero lo cierto es que con las motos hay unos cuantos premios en diferido (para mi gusto, demasiados) y la mayor parte de ellos se retransmiten como el primero, los domingos a las doce de la noche hasta pasadas las dos de la mañana. Hombre, teniendo en cuenta que la mitad del país está en paro, el horario posiblemente han pensado que no nos disgusta mucho pero lo cierto es que yo, a estas alturas, aún no he visto las carreras porque el domingo estaba tan cansada que me tuve que ir a la cama sin acabar de verlo y me perdí un duelo Marquez-Rossi que me hubiera deseado disfrutar en directo, como siempre.

Osea, que estamos mejor que queremos. Como con todo.


martes, 25 de marzo de 2014

PPERROS... de caza!!!

Estoy un poco cansada porque llevo unos días sin parar pero no quería dejar pasar el momento para escribir sobre esto. Cuando vas a una manifestación y en tu recorrido pasas al lado de una fila interminable de antidisturbios armados hasta arriba, protegidos de la cabeza a los pies, muchos con mirada altiva a los que parece que les molesta que les dirijas siquiera la mirada, no acabas de entender muy bien el entramado social que tienes ante los ojos porque se diría que todos los que estamos frente a ellos somos considerados enemigos suyos cuando al fin y al cabo somos nosotros los que pagamos sus sueldos y a los que deben de proteger. Les ves tan sumamente parapetados que no puedes evitar sentirte un poco intimidada y agredida por una vestimenta propia de una guerra mientras que tú apenas vas protegida con una sudadera y llevas las manos vacías. Pero lo peor de todo es cuando sigues avanzando y te tropiezas con aquel que encima se mofa de los ciudadanos que no solo reclaman derechos para si mismos sino también para este engendro uniformado que entre risas le comenta a su compañero: mírales, si es que usan léxico de la guerra civil. Y se queda tan ancho y orgulloso con lo cómico que parece resultarle el espectáculo. Y tú, atónita, no sabes muy bien que hacer pero no puedes evitar el deseo incontenido de patearle como seguramente él haría unas horas después con aquellos de los que se reía. Y de ninguna de las maneras me arrepiento de mis sentimientos. No me considero violenta en absoluto. Muy al contrario, cuando me he visto envuelta en situaciones violentas, la mayor parte de las veces he tratado de apartar a la gente a riesgo de llevarme yo las hostias pero lo que si he de reconocer es que hay momentos en los que no hay otra salida posible.

No sé muy bien como comienzan los incidentes en una manifestación porque todos siempre echan las culpas a los de enfrente pero independientemente de quienes empiecen, lo que creo que no se puede negar es que a partir de ese momento se inicia una batalla campal, una guerra en la que todos se defienden y todos atacan. Iba a decir por igual, pero creo que no es comparable la protección con la que cuentan los pobrecillos antidisturbios (armadura corporal, escudos, cascos, botas hasta las rodillas) con la que tienen los que van a pelo (sudaderas, cazadoras, mochilas, deportivas y... algunas capuchas, es verdad). Ni tampoco me parecen comparables las armas que llevan los tristemente tratados antidisturbios (porras, escopetas para bolas de goma, gas lacrimógeno) con las de sus oponentes (piedras, adoquines, algun bate de beisbol y cohetes pirotécnicos). Aún con todo, habiéndote librado por los pelos de verte en medio del berenjenal, si intentas enterarte de qué está pasando realmente en las calles, te encuentras con las noticias de siempre. Los violentos, que no son otros que los ciudadanos, a los policías no se les tacha nunca de violentos quizás porque la violencia es intrínseca a ellos o me lo parece a mi, están masacrando a unos indefensos antidisturbios pese a la ristra de armas que portan. Y las imágenes son horribles. Gente que lanza piedras y aporrea vehículos blindados, contenedores incendiados, cristales rotos y unos pobrísimos policías malheridos que visto lo visto, deberían de plantearse cambiar todas sus armas y protecciones por las de los "violentos" que parecen resultar más efectivas cuando finalmente se presentan las cifras de heridos. Apenas unos pocos subversivos, antisistema y unos muchos policías. Qué triste!!! Tendremos que llevarnos las manos a la cabeza por lo brutal que resultan los chicos que participan en la guerra.

Y qué pasa con los detenidos? Aquí claro solo se pueden presentar cifras de un bando. Porque a los policías no se les puede detener cometan las barbaridades que cometan porque están en su derecho. Es su trabajo. Para eso les pagamos, para que nos detengan, para que nos cacen como buenos pperros y por eso se ríen en nuestra jeta cuando pasamos a su lado, porque saben que nos pueden patear impunemente y es con lo que disfrutan algunos, dando rienda suelta al instinto asesino incapaz de discernir donde está el verdadero enemigo.

Tras las detenciones, los cargos. Y rizando el rizo no se andan con chiquitas, no. Intento de homicidio es a lo que han llegado en esta ocasión. Porque lanzar piedras o adoquines a estos defensores de los ciudadanos es un intento de homicidio pero disparar pelotas de goma a la cabeza de los "salvajes violentos", provocando muertes, pérdidas de ojos, de testículos y demás, eso no lo es. Eso, si acaso se tiene en cuenta como agresión, se queda en un pequeño delito de lesiones sin apenas trascendencia. 

Y así es como estamos. Con lo social patas arriba. Todo desmantelado sin que podamos patalear. Sin defensores de nuestros derechos pero no vencidos. 

Sra. Cifuentes, no tiene usted pperros suficientes para callarnos.


viernes, 21 de marzo de 2014

Another Music

Todo aquello que te acaricia dulcemente la fibra sensible debes mantenerlo a tu lado. Este mantra que por primera vez escuché hace tiempo en medio de una audición que utilizaba en las sesiones de reiki se quedó grabado en algún lugar de mi yo más que para hacerlo mío, para poseerme él a mi. Desde ese día reproduje un montón de veces la audición esperando impaciente que llegara su momento. Ahora ya no me impaciento. No necesito esperar. Lo disfruto cuando siento la necesidad. A veces haciendo reiki y otras como ahora, porque me lo pide el cuerpo y me abandono.

Otra forma de renacer y de perderse.


Placer rememorando

Placer es ahora mismo degustar con la vista y el oído una sesión que he decidido traer hasta mi rincón. El del tantra a los platos con una selección de temas viejunos pero eternos. De esos que uno deja reposar por temporadas y que cuando te asaltan así por sorpresa, uno detrás de otro, empastaditos con arte, te abandonas y piensas: me has matao. No sé si soy objetiva o no, la verdad. Es cierto que siempre he sentido cierta debilidad por su forma de hacer y es que con él aprendí muchas cosas y disfruté de mucha música en los tiempos en los que cada día había algo nuevo que escuchar en su blog. Algo nuevo para mi, claro, porque los demás estaban hartos de escucharlos y de vivirlos. Yo sin embargo, con el conocimiento musical más que limitado, me eran tan ajenos casi todos los temas que cada día me sentía como niña con zapatos nuevos y muchos de esos, para mi descubrimientos, están en esta sesión. Él me metió el demonio en el cuerpo (me ha dado la risa al escribirlo pero me ha salido del alma), el ansia musical que convirtió mis días en una búsqueda contínua de temas que ya no cesó. Y esas grabaciones en las que podía disfrutar con la vista del trajín de discos y de la manipulación de la mesa de mezclas eran siempre un regalito que agradecía.

Pues para no olvidar el gustillo musical de antaño, aquí me lo dejo. Estrenamos la primavera con un día lleno de música.




jueves, 20 de marzo de 2014

Reivindicando

Esta mañana al subirme al coche sonaba en la radio una versión de una canción que me dejaba encantada y que no pude saber quién la interpretaba. Llevo todo el día buscándola. He ido a la página de Radio 3 para escucharla de nuevo pero el programa que se suponía que estaban emitiendo a esa hora según su programación está fuera de emisión, así que he tenido que bucear por un montón de programas y sus podcasts para dar con ella y saber finalmente quien la cantaba.

Para que el nombre del post tenga sentido he de decir, a riesgo de sorpresas, que la reivindicación va dirigida a la copla. Ese cante tan de la España cañí que encierra en sus letras la historia de nuestro pasado, de los roles tan distintos o quizás no tanto para algun@s, que asumían hombres y mujeres en su vivir diario. Una representación de la España franquista que no por eso le resta encanto a las letras de algunos compositores, poetas del ayer nuestro. Quizás los más prolíficos en este género sean Quintero, León y Quiroga que pusieron la copla en las estrellas de la canción del momento y que por mucho que a la gente el género no le guste, quién no lo ha escuchado alguna vez. Lo que trato de reivindicar es  una copla al estilo de hoy. Como la que he escuchado esta mañana. Sin faralaes ni peinetas ni aflamencamiento. Y me alegra ver que no solo María Rodés, que fue la intérprete que escuché, sino otros artistas, rinden homenaje de vez en cuando a la copla y la readaptan para que podamos seguir disfrutándola.

Decir que no había escuchado antes a María Rodés, una cantautora catalana que simplemente se ha lanzado al ruedo con un disco dedicado a la copla pero que no es el estilo que cultiva. Bueno, no es exáctamente cierto. Hace unas semanas también escuché otra copla actualizada que me dejó un regustillo agradable y que hoy, en esta búsqueda, he descubierto que era también de este album. La canción que escuchaba hoy era Tatuaje que como muchas otras le dió fama a Concha Piquer. Con María Rodés se hace más pausada y más melancólica la historia del marinero que viene además acompañada por un desgarbado Albert Plá. El resultado me pareció tan estupendo que por eso he ocupado el día buscándola. No la he encontrado por ningún sitio para postearla pero algún día aparecerá. Lo que si he encontrado son otras coplas incluidas en su album Maria canta copla que sin llegar a parecerme tan estupendas, no dejan de tener cierto encanto. Como la que escuché por primera vez.

Pues hala, ahí queda. Coplas de ayer y de hoy. Para el que le guste.

María Rodés - Tengo miedo


miércoles, 19 de marzo de 2014

Ni me mires por si acaso




Hoy muerdo.
Menos mal que ya acaba el día y habeis salido ilesos.





martes, 18 de marzo de 2014

Arte



Foll - ARTE



Mariposa Azul

Hoy he soñado con una mariposa. La observaba revolotear a través de una ventana que se abría a la naturaleza y que no era la de mi casa ni la de ningún sitio que recuerde. Seguía con la mirada su lento y despreocupado batir de alas. Sus colores me tenían tan atrapada que podría haber pasado una vida en esa ventana contemplando ese ir y venir tan ajeno a mi presencia. En un momento dado se dirigió a mi y se coló por la ventana. Me aparté para no intimidarla mientras la seguía con la mirada pero sin poderlo evitar y aún a riesgo de que se alejara, decidí seguirla y colocar mis dos manos abiertas por ver si se posaba. 

Como si supiera lo que yo esperaba se colocó sobre ellas sin dejar de batir las alas y ese color azul que predominaba se convirtió en reflejo luminoso en mis manos. Como si en lugar de mariposa fuera luciérnaga. Si antes me parecía hermosa, ahora aún más me tenía fascinada y como si fuera el tesoro más delicado y frágil la transportaba sin apenas rozarla, envueltas ambas por esa luz que desprendía y que nos convertía a las dos en ser único e indivisible. Llegamos a una habitación de un suelo de madera obscura donde no parecía haber absolutamente nada y la dejé allí posada, como obedeciendo una orden. Me senté a su lado en el suelo y la que antes fuera mariposa se transformó en animal extraño. Una especie de panterita que aún mantenía el azul luminoso de lo que antes fueran alas y que se había convertido en suave pelaje. Nos miramos la una a la otra, como reconociéndonos.
Y sin saber como continuaría nuestra relación, desperté.

*  *  *

Llevo todo el día con el sueño revoloteando, cual mariposa, en mi cabeza. Con la alegría de haberlo soñado y con la pena de haber despertado. Deambulando por la calle en actividades varias como brillando aún azulada. Con una sensación de dicha, de sentirme dueña de todo aquello que deseo o quizás de saber que nada de lo que tengo me hace infeliz y que aún hay mucha más felicidad aguardando. Pensando que durante años me entristeció el perder mis sueños porque a la mañana nunca recordaba nada y dicen que aún sin recuerdos, siempre se sueña. Pero yo había perdido una vida. La que vivía sobre la almohada y que en muchas ocasiones, como hoy, se convertía en protagonista de mis días y los iluminaba. Al llegar a casa entré un momento en Facebook y me encontré con esto escrito por una amiga:

La felicidad es como una mariposa. Si la persigues siempre está fuera de tu alcance, pero si te sientas y la esperas se posará sobre tí...

Como parecía que el día estaba adornado de mariposas busqué el significado de una mariposa azul y esto es lo que encontré:

Las mariposas, en general, tienen muchos significados dentro de diferentes culturas, siendo los significados más comunes la vida, el amor, el cambio y el renacimiento. Popularmente también se piensa que simbolizan la esencia o alma de una persona, ya sea pasada, presente o futura. A menudo se piensa que el color azul en una mariposa simboliza la alegría, el color o un cambio de suerte. Algunas veces se las ve como otorgadoras de deseos.

Una mariposa azul es símbolo de paz, amor y felicidad y se dice de ellas que son milagrosas.

Mariposa en griego se escribe psyché que a la vez significa alma y que como divinidad griega que también es, tiene su propia y bonita historia.

Hoy también he recordado un momento único de mi vida. Visitando un pequeño zoo privado en Santillana del Mar donde los animales en su mayoría viven mucho mejor de lo que he podido ver en otros zoológicos, me encontré por sorpresa con el Jardín de las Mariposas. Es como una pequeña selva donde las mariposas revolotean libremente a tu alrededor permitiéndote así disfrutarlas y quizás, si tienes suerte, podrían posarse en tus manos para llenarte de luz. 

Y ya que las mariposas se han adueñado del día... Mariposas y Blade Runner, otra maravilla.




domingo, 16 de marzo de 2014

Porque vivimos a golpes



...Estamos tocando el fondo, seguimos tocando el fondo...

(Y con el paso de los años, nada cambia. Tanto valía para ayer como para hoy)




sábado, 15 de marzo de 2014

Ataque vespertino

Coyote Ugly es una película que cada vez que la veo, al igual que la primera vez hace unos años, consigue que todo mi ser empiece a bailotear feliz y de a poquito hasta el momento final de eclosión. Mi hija, que cada vez va desarrollando una personalidad más parecida a la mía, lo cual no tengo muy claro si es bueno o malo, tenía hoy ganas de verla así que hemos dedicado nuestra sobremesa a este entretenimiento y no me queda más que agradecerlo por que me sentía necesitada de cierto chute de ilusión y la ilusión a veces se esconde en las cosas más simples. En este caso, venia de la mano de una película y una canción.




A falta de la barra de un bar como el Coyote yo me he puesto en pie sobre el sofá de casa, cosa que a mi hijo no parece haberle gustado mucho porque dice que si lo hicieran ellos yo estaría echándoles la bronca, para darle rienda suelta a la ilusión que por hoy se ha convertido en compañera. He subido el volúmen del TV y nos hemos despedido de la película bailando como una coyote cualquiera. A mi hijo le he dicho que creía haberme ganado el derecho a pisotear el sofá y a bailotear sobre él tanto como quisiera. Algo así como cuando seas padre, comerás huevos.


jueves, 13 de marzo de 2014

Un trece más





Un mes ha pasado ya sin que un solo día hayan desaparecido de mis pensamientos. Los dibujé para tenerlos siempre presente aunque no era necesario. Creo que lo hice a modo de desahogo. Hacía casi una vida que no cogía un lápiz y un cuaderno de dibujo para dibujar nada y descubrí lo relajante y liberador que es el hacerlo. Me gustaba mucho esa foto en la que no se adivinaba el final. En la que dormían juntitos, abrazados como siempre, pegados uno al lado del otro, relajados y felices de tenerse y supongo que de estar con nosotros. Quería tenerlos en papel al alcance de nuestros ojos, salidos de mis manos y fruto del sentimiento que despertaron en nosotros.  Ni siquiera la ilusión de tener nuevamente otros gatitos que llegarán a casa cuando sea su momento nos hará olvidar los primeros. La razón por la cual otros vendrán también a ocupar nuestros corazones. Esperemos que con más suerte. Cuanto tengo que agradecerles.


)


Qué cosas!!!

Hace unos años un tío en Youtube se abrió un canal a costa del de los demás. Se descargaba nuestros vídeos y luego los volvía a subir al suyo como propios. Un amigo me mandó un privado para decirme que además de tener algunos vídeos suyos también había subido algunos míos así que mantuve una conversación con el chavalote por privado en la que acabé diciéndole de todo menos bonito porque el muy tonto argumentaba que la música no tenía dueño aparte de otras sandeces y de una redacción que aparte de hacer daño a los ojos, requería de un diccionario específico para entenderle. Traté de explicarle que la música no tiene dueño, aunque lo tiene desde el momento en que alguien la compuso pero que mis vídeos eran míos porque yo habia dedicado mi tiempo a crearlos con la música que a mi me gustaba y que había ido coleccionando con el tiempo a fuerza de buscar y rebuscar. Que si le gustaban pues me parecía estupendo pero que para eso Youtube tenía la opción de añadirlos a Favoritos. La verdad es que la conversación es digna de ser leída. En fin, que razonar con quien carece de raciocinio es un poco complicado a veces. Y por supuesto, zanjé la charla con él cuando ya me harté y en absoluto se podía vislumbrar una pizca de cariño en nuestros mensajes. De hecho me tocó tanto las narices que hasta le denuncié en Youtube y le suprimieron los vídeos.

Con el tiempo, una amigo de Youtube con el que estuve en una ocasión en Valencia me dijo que el chico este, con el que también había tenido sus problemillas, tenía un perfil de Facebook y que se llamaba Fulanito de Tal descubriendo para mi sorpresa que estaba entre mis amigos porque en su día me envió una solicitud de amistad. Y pensé: Joder, después de la que tuvimos no sé ni como le quedan ganas de dirigirme la palabra. Porque yo no tenía ni idea de quien era pero él no creo que se hubiera olvidado de que ElektraMSK (que utilizaba el mismo nombre en ambos sitios) le habia tocado los huevos a dos manos en su día.

Y no deja de sorprenderme porque coincidimos en varios grupos del face y creo que he recibido invitaciones de su parte para todos los grupos o páginas que él ha creado con mensajes privados incluidos en un tono que para nada se parece al que empleó en su día y a los que yo no he hecho ni caso, esa es la verdad. Si escribo ahora sobre esto es porque hoy que le he dedicado un rato a esto de las redes he visto que lo que ha publicado hoy en distintos grupos son en su totalidad vídeos de mi canal que parece que se lo conoce de memoria. 

A ver si encima voy a tener cierto encanto hasta cuando les pongo de vuelta y media. Es que me hace una labor de marketing que ni el mejor de los amigos, oye. Me ha recordado temas que ni me acordaba que estaban en mi canal. Y hala, adiós, que hoy se me ha destapado la verborrea.


)


miércoles, 12 de marzo de 2014

Batiburrillo de hoy



Dicen que aún quedan días para que llegue la primavera. Yo doy fe de que ha llegado ya. Y si no, que se lo pregunten a Bernabé, que si hablara...

Floreciendo cual almendro.

*  *  *

Un poco de poesía que apetece. Se han encontrado nuevos escritos de Leopoldo María Panero y entre ellos un poema que parece supuestamente escrito de forma conjunta con José Luis Pasarín Aristi que parece tener cierto hueco en mi memoria pero del que no podría decir nada y Mariano Iñigo que me es desconocido por completo así que toca ir en su busca.

Las linternas de la luna

"Tus ojos tienen la sed de los presos
y el amor de las salvas,
y caigo bajo la luna
que dibuja sola mi figura
en la celda del condenado a muerte
en la celda de la nada
donde los cuernos de un ciervo embisten a la razón."

"¿Qué hay en este bosque
además del esperma amarillo de los sauces?
La risa atormentada de los labios de una ninfa."

Y para que ese hueco de mi memora tenga algo más que un nombre sin contenido, un poema de José Luis Pasarín

Necesito
la soledad
para vivir
una nueva metáfora.
Una manera
de decir que
vivimos
con la locura
a la intemperie
o somos parvularios
en esto de las emociones
aunque parezca
una paradoja
y haya desquiebro en el intento.

*  *  *
Asaltada por un pensamiento: Hay más sexo en el seno de la iglesia católica que en la vida del común de los mortales. Es lo que tiene lo prohibido. Genera una atracción fatal. Podían tomar nota.

*  *  *

Imagen del día


 *  *  *

Una voz. La de Lisa Gerrard que hoy le apetecía escuchar a mi hija y que para mi no es sólo un gran placer sino un vehículo. A través de ella he dado rienda suelta a esas emociones que se me han atragantado en el corazón a lo largo de los años.






*  *  *

Un empeño de un tiempo a esta parte. No hablar de ciertos sentimientos aunque formen parte del latido diario. No es olvido sino sinrazón. Y como empeño que es, habrá ocasiones en las que se me escapen las palabras en un sin querer.



Podría hacer del batiburrillo algo interminable, pero lo dejamos aquí.

For you

Aunque tendría que contar alguna cosa que otra, la dejaré para otro día. Hoy no toca o no apetece, que pal caso es lo mismo. Esta entrada es para el chico del "tantra", como él dice. Nueva acepción de la palabra. Solo para conocedores de la conversación. Cuanto tiempo hacía que no le dedicaba ná, ufff. Durante unos años, mis amaneceres eran casi solo suyos así que es normal que siempre haya un rinconcito en mi corazón para él aunque ahora amanezcamos de otra forma. 

No dejes nunca de brillar que tu luz era y es muy especial.


)


martes, 11 de marzo de 2014

En un día de luto, una celebración

Hoy como no he tenido mucho tiempo y el poco lo he utilizado para temas particulares pues no había podido ver las noticias hasta ahora. Como le he dedicado algunos posts a este hombre de Dios a lo largo de los años, pues no podía dejar este sin escribir. Entre el recuerdo del drama del 11-M, la noticia que estaba esperando desde hace ya unos días y que pensaba celebrar por todo lo alto: El señor cara-vinagre se nos va. Por fin!!!

Mírale. Tiene una cara que como mínimo produce alguna arcada que otra y si ya abre la boca para decir algo, el vómito es inevitable. 

Lo que me hace gracia de las noticias que he leído es que unos ponen que se jubila, otros ponen que abandona el cargo. Pero noooo. El Papa-Paco o Paco-Papa se lo ha quitado de en medio. Por una vez voy a aplaudir una decisión papal. 

Vaya usté con Dios, señor.




Mira que me da pena mancillar este tema con usted porque me trae recuerdos agradables de otros años pero es que hoy es un día para saltar de alegría por su marcha.


)


No apto para incrédulos sin interés

Hoy he comido con una amiga que hace unas semanas estuvo buscando un libro para dejarme pero no lo encontró. En la comida me ha estado contando que había visto algún vídeo sobre el autor en Youtube y que le había resutado muy interesante el planteamiento que hacía sobre nuestras existencias y lo que en verdad somos. Le he dicho: Estupendo. A ver si coincido con él en algo. Cuando he llegado a casa me había enviado un correo con un enlace de un blog donde podía descargarme el libro (cosa que ya he hecho) y con el nombre del autor me he ido a Youtube a buscar algún vídeo para ver previamente por donde andaban sus ideas. 

Si hay algo que me gusta de todo este tiempo que estoy viviendo, es el descubrimiento. Es la constatación de que a medida que voy avanzando por unos caminos u otros, voy conformando una idea personal de lo que en realidad soy, de lo que en realidad somos todos pero lo mejor de todo es descubrir que esa concepción nueva de las cosas, de mi propio yo, del yo de los demás no es tan personal como imaginaba sino que son muchas las personas que de alguna u otra forma, han llegado al mismo lugar en el que yo me encuentro ahora e incluso han avanzado más que yo.

Sé que estos mensajes no sirven para nada, como no me hubieran servido a mi en otro tiempo, si no has hecho cierto camino, si no te has evadido un poco del mundo que te rodea para profundizar más en el tuyo propio, para zambullirte en tu interior y llegar a ese estado donde uno no sabe muy bien quien es el que te ofrece las respuestas pero las respuestas llegan. Según Vicent Guillem, un químico valenciano que trabaja en el área de oncología de un hospital de Valencia y que es autor del libro, son nuestros guías los que nos ayudan a encontrar esas respuestas, los que nos hablan y nos ofrecen mensajes en nuestros sueños o a través de nuestra intuición. Esto no está muy lejos de lo que un día, hace no mucho, ya escribí cuando hablaba de la intuición y yo no sé si serán nuestros guías pero sin duda alguien te responde y aunque no lo he contado aún, una mañana viví una experiencia que me dejó absolutamente perpleja. Lo escribí en un papel. Dejé el mensaje escrito porque tenía una parte muy clara y otra que carecía de sentido para mi pero que pensé que quizás algún día llegaría a tenerlo. No lo he contado porque como bien dice Vicent Guillem en la entrevista, solo algunas personas, las más cercanas a esa idea de desarrollo de la espiritualidad, son capaces de entenderlo y el resto, lo más probable es que te trate de chiflado. En realidad se necesita un estado de consciencia muy distinto al que habitualmente tenemos para poder hacer el trabajo. Y para alcanzar esa consciencia específica, uno necesita de cierta relajación que yo me procuro con las meditaciones guiadas o incluso con el propio reiki que cada noche practico antes de dormir.

Finalmente, Vicent Gillem y yo estamos muy cerca el uno del otro aunque él ha llegado aún más lejos. Y ahora, ya estoy preparada para leer el libro y para ver más vídeos en los que se centra en temas más concretos. Un mensaje no apto para incrédulos sin interés. Ahora, si no crees pero te interesa saber en qué mundo nos movemos algunos, pues entonces dedícale un poco de tiempo a sus explicaciones. No se trata de establecer una teoría sobre nuestro deambular. Se trata de descubrir y vivir de acuerdo a ese descubrimiento. Y en ese nuevo vivir es donde uno encuentra fácilmente la felicidad.


)


Matrimonio y apelativos varios

No deja de sorprenderme el hecho de que haya mujeres a las que les produce cierto regocijo o felicidad el hecho de contraer matrimonio. Y que conste que la que habla es una que ha pasado dos veces por esa experiencia lo cual le podría parecer a muchos motivo más que suficiente para que ni siquiera me pronuncie al respecto. Que quede claro que todo esto no es en absoluto una crítica sino una opinión personal. En mi caso, las razones que tuve para hacerlo están muy alejadas de una felicidad que pudiera proporcionarme el hecho. En ninguno de los casos fue un acto de amor y posiblemente eso pueda resultar más criticable que lo que yo quería contar. Creo que el amor no es necesario plasmarlo en un papel que lo haga oficial. Es más, de todas las relaciones que tuve, en la que más amor hubo no existió papel alguno. La primera vez lo hice por alguien de mi familia a quien sigo considerando el más especial de mi vida, para el que sabía que era una gran ilusión y cuyo aliento se extinguiría en breve así que quise hacerle un regalo. La segunda vez, fue en un intento por asegurar jurídicamente los derechos de mis hijos. Posiblemente esto no se consideran razones para nadie pero fueron las mias y creo que dejan bastante claro que el matrimonio en sí no tiene ninguna significación especial para mi en lo que a la relación de pareja se refiere. Y dicho esto, voy con lo que quería contar. 

Las mujeres a las que me refiero son aquellas que consideran que el hecho de contraer matrimonio es una forma de afianzar, de sentirse propietaria o casi peor aún, de sentirse pertenencia. No voy a decir que no sientan amor aunque bajo mi punto de vista es una forma de amar que se parece más al querer del que ya hablé en otra ocasión. Algunas lo hacen sin duda por una cuestión de principios, las recalcitrantes cristianas. Otras, que también se agarran a principios religiosos no parecen acordarse de ellos cuando han estado conviviendo y follando hasta jartarse con el futuro marido. Joer, a mi hasta se me atragantaba la palabra marido si es que la tenía que pronunciar en alguna ocasión. Otras ponen la ilusión en el vestidito de turno o en zarandajas semejantes, pero como un verdadero acto de amor, creo que casi ninguna así que casi que prefiero mis razones porque en verdad y por más vueltas que le doy al tema no sé que tiene que ver el amor con el matrimonio. Y es que, para qué necesita el amor de papeles o ceremonias.

Aparte de la susodicha acción de pasar por un Juzgado o una Iglesia te encuentras con que a algunas mujeres les encanta el autoproclamarse e incluso son capaces de hasta ponerlo como estado de whatsapp el como mínimo retrógrado "Señora De...". Bufff, a mi que lo de señora ya me tira para atrás, si encima le ponemos un "de", para qué queremos más. Pero, cómo que señora de, por favor!!! Pero tú te tienes en alguna estima? Realmente te gusta eso de ser señora de algún fulano? (lo de fulano con todos los respetos para los caballeros, que conste). Lo exhiben a modo de título, como si fuera un trofeo y a mi sinceramente lo que me produce es vergüenza ajena. Me produce la misma vergüenza que las que consideran que su papel en esta vida es el de servir a algún tiparraco y aquí ya sin respetos porque para mi no deja de ser un tiparraco cualquier tío que acepte el servilismo de "su mujer". Y vuelvo a decir que esto no es más que una opinión personal. Siempre he dicho que en las relaciones vale cualquier cosa. Y cualquier cosa es cualquier cosa aún pareciéndonos la más aberrante siempre y cuando los dos estén de acuerdo y no se dañe a terceros. Así que bajo esta afirmación no puedo hacer crítica de nada sino expresar qué cosas no van conmigo. Porque en verdad, si a tí te hace feliz casarte y ser la señora de, pues oye, mira que suerte. Objetivo cumplido.

Hay otra referencia a la pareja que también me encanta. La de "mi prometid@" que también la he escuchado hace poco. Eso qué es? Se supone que se utiliza cuando os habeis hecho promesa de matrimonio, lo cual me parece estupendo si es lo que quereis. ¿Pero lo de proclamarlo a los cuatro vientos, lo de convertirse en un estado, es necesario? ¿Tu prometid@ ha dejado de tener nombre desde que decidísteis casaros?

Las relaciones siempre se me han hecho un poco cuesta arriba con el tema de la nomenclatura porque no encontré nunca acomodo en los estereotipos. Empezando porque siempre usamos posesivos y continuando porque los sustantivos tampoco resultaban de mi agrado, me resultaba bastante incómodo el tener que ponerle un nombre a las personas que estaban conmigo. Apelarles como novio, no digamos ya prometido que jamás estuvo en mi mente o marido no ha sido nunca de mi gusto pero hay veces que tienes que especificar la relación que tienes con la persona de la que estás hablando y de entre todas las opciones posibles la de pareja me parecía la que más se adaptaba a la realidad y aún así, prefiero llamarles por su nombre que para eso lo tienen.

Y sigo dándole vueltas a ese mi prometido, matrimonio y señora de que gusta a algunas. Parece que están deseando perder la identidad si es que la tienen porque quizás lo que puede ser es que lo que estén deseando con todo esto es adquirir alguna. Pero adquirirla en base a otro es tanto como no tenerla. Y eso es un poco triste, ¿no te parece?



lunes, 10 de marzo de 2014

Cho Ku Rei

Cuando el pasado verano comenzó mi deambular por esta nueva vida y sin tener muy claro lo que me iba a deparar, quise tener algo conmigo que me acompañara, que me recordara siempre lo que estaba viviendo. Yo he sido siempre muy aficionada a dar valor a los minerales, a tener colgantes que de alguna forma les insuflaba de un significado personal y que me gustaba llevar pegados a mi piel. A  lo largo de mi vida me he comprado unos cuantos y a veces me gusta llevarlos conmigo. En una ocasión me compré una piedra muy simple que tenía incrustado un yin y yang que me entró por los ojos no sé muy bien porqué. Lo he perdido, lo he buscado mil veces por casa porque he tenido momentos en los que he sentido la necesidad de llevarlo colgado, pero creo que un día lo cogí para buscarle un nuevo cordón de cuero y ya no sé donde está. Esta afición que a veces parece necesidad hizo que me plantara un día delante del escaparate de una tienda que vendía colgantes y  me dije: déjate llevar por la intuición y elige. Cuando entré a comprarlo, la chica que me lo vendió me dijo que tenía incrustaciones de orgonita y que protegía de las radiaciones electromagnéticas, algo que a mi me resultaba indiferente en cuanto a que no era esa la finalidad que yo le había asignado al colgante. Pero no me dijo nada del Cho Ku Rei dorado que era el protagonista del colgante y quizás lo que me atrajo hacia ese en particular, ni yo tenía ni idea en ese momento de lo que era ese símbolo y cual era su significado.

El Cho Ku Rei es el símbolo de la energía. Uno de los primeros símbolos utilizados en el Usui Reiki. Es además un símbolo protector y potenciador. Cuando lo dibujas en una zona determinada estás concentrando más energía sobre ese punto en particular y puedes asi potenciar el poder de sanación tanto físico como emocional. Aunque puedes imaginarlo con los colores de cada chakra en especial dependiendo de en qué zona lo dibujes, su color preferente es el dorado, color de la protección. Cuando empecé a practicar el Reiki, no era consciente de que llevaba un Cho Ku Rei conmigo, ni siquiera cuando di mi primer curso de Reiki ya que los símbolos no se utilizan hasta el segundo nivel y me eran un poco ajenos. Sabía, porque lo había visto en las prácticas, que algunas amigas hacían dibujos sobre sus manos o sobre las personas a las que daban reiki para empezar o terminar las sesiones y ese verles trazar en el aire formas sin sentido fue lo que me llevó a buscar más información y a descubrir que ese colgante que a mi me gustaba acariciar y al que me agarraba muchas veces, tenía más sentido del que yo imaginaba. Y una vez más descubrí que en la intuición se esconde la verdad.

Aunque aún no he hecho mi segundo nivel de reiki, muchas veces dibujo ese Cho Ku Rei sobre mi cuerpo en mis sesiones diarias que cada día me gustan más. Pero lo que más me gusta es haber elegido de entre todos los colgantes posibles, justo el que tenía que ser en ese momento. 

domingo, 9 de marzo de 2014

Quien



Quien fue.
Quien estremecía mi alma.
La invisible caricia
que en días me acompañaba.
La que erizaba mi piel
y me paralizaba
para dejarte hacer,
para que no te marcharas.

Quien fue.
Quien a diario venía
como fantasma.
Quien acariciaba mi pelo
en la soledad de mi almohada.


Quien fue
el que vino
para dejarme abandonada.

*  *  *

No hace mucho, durante un tiempo, sentí una presencia extraña. Sensaciones que se repetían a diario en cualquier rincón de mi casa. Cuando me sentaba para dedicarme un poco de tiempo,  cuando a la noche me iba a la cama o cuando amanecía un nuevo día. Pero todos los días estaba ahí y yo me sentía acompañada. No lo esperaba. Aparecía por sorpresa y cuando ocurría, me quedaba quieta, se me erizaba hasta el pensamiento. Era como una caricia venida de quien sabe donde que se paseaba por mi cara o mi cabeza. Y yo cerraba los ojos y deseaba que se quedara. Era un instante de paz que se convirtió en placer con los días. Pero se fue. Y lo echo de menos.




sábado, 8 de marzo de 2014

Seres únicos

Acabo de descubrir que el hecho de que yo no encuentre asiento en los brazos de cualquiera se debe a que el listón que utilizo para medir lo dejaron demasiado alto algunas personas y de esta forma, difícilmente me producen admiración la mayoría de mortales. Pero además de eso, lo que me ha gustado descubrir es que entre ellos mismos (los del listón), sin saber que fueron parte de mi, han establecido una relación basada en la dialéctica que como mínimo es de lo más interesante y a mi me encanta observar en silencio, ignorantes de mi presencia, los razonamientos de cada uno. Si el uno y el otro por separado ya eran bastante interesantes, los dos juntos son una maravilla. Lo que les gusta jugar con las palabras y las ideas...

Y ahora si, damos el día por terminado pero esta vez si que voy a ponerle música. Una música que no entra dentro de los gustos de uno de ellos en absoluto y del otro... tengo mis dudas pero la intersección de ambos que soy yo, es la que manda y me ha venido a la mente el tema por el titulo de la canción y porque algunos versos no están muy alejados de la historia que he contado.





Estallidos


Tengo ganas de correr, de saltar, de bailar, de follar, de reir a carcajadas, de besos, de amigos, de sol, de aire fresco y limpio, de emborracharme, de pasear, de caricias, de drogarme, de gritar, de mirarte a los ojos, de viajar, de noches, de cuerpos desnudos, de mar, de lunas y estrellas, de canciones, de abrazos, de sonrisas, de sueños, de respirar profundo, de jadeos, de naturaleza, de comerte, de cielos azules, de susurros, de vestirme y desnudarme, de secretos, de guitarras, de poesía, de recorrerte, de siestas, de noches en vela, de libros, de amanceceres, de pasión, de silencios, de cambios, de suspiros, de besos, de charlas, de verdades, de ilusiones, de retos, de principios, de sudor, de reflejos, de palabras, de...

Sigo?

Tiempo de ganas.


viernes, 7 de marzo de 2014

Alea iacta est

Bueno, pues esperando que llegue el próximo miércoles y me den la mejor de las noticias. Ya dije que si los marcadores tumorales seguían igual en una nueva analítica le diría al oncólogo de hacerme un nuevo TAC pero no fue necesario, me lo propuso él directamente. Aunque luego, pensándolo, me di cuenta de que teniendo en cuenta que me suelen hacer uno cada dos meses, pues es que ya tocaba. El gracejo que me produjo el primer TAC con ese calorcillo que te recorre el cuerpo y se afinca en pleno parrús, por lo rutinario, dejó de tener gracia hace mucho tiempo. Me resulta tan cansino todo el aspecto médico relacionado con este... episodio de mi vida, que en verdad, lo que estoy deseando es no tener razones para hablar más de ello y es que si fuera por mi, habría dado carpetazo ya. 

Aunque siempre fui dando pasitos que iban mejorando mi estado, con el nuevo año se produjo un cambio radical. No era necesario hacer análisis para saberlo porque creo conocerme muy bien y ahora muchísimo mejor que antes. Igual que supe que algo no iba bien antes incluso de decidirme a ir al médico para recibir la estupenda noticia, igual que siempre supe que todo avanzaba por buen camino pero que el camino aún no había terminado, ahora sé que todo funciona ya perfectamente. Y no es solo un sentimiento. Hace unos meses el espejo me devolvía una imagen totalmente desconocida de mi. Podías pasarme la mano por la espalda en sentido descendente sin que hubiera ni una sola curva que diferenciara el tronco de las extremidades. Recuperar kilos era algo que parecía inútil por más intentos que hacía. Me estanqué en un peso que hacía pensar que la báscula estaba averiada y decidí dejar de pesarme. Si me subía a la bicicleta estática, era incapaz de pedalear más de diez minutos sin sentirme agotada. Para no desesperarme, también dejé de hacerlo y me centré en otras cosas. Hasta que todo cambió. Cuando mis gatitos enfermaron y me dijeron que tendría que llevarles todos los días a un veterinario al que tardaba casi una hora en llegar pensé que quizás iba a ser demasiado trajín contando con que ya tenía yo unas cuantas actividades que hacer sin contar con esa. Sin embargo, cada día que los cogía para llevármelos me decía: Estoy bien, ya no tengo nada. Puedo con todo esto. Y lo cierto es que empecé realmente a sentir que estaba totalmente recuperada y mi cuerpo empezó a reaccionar. Ahora peso incluso un poco más de lo que pesaba justo hace un año, antes de que toda esta historia emergiera. Mirarme al espejo ahora me hace incluso ilusión. La ropa que tuve que abandonar puedo volver a ponérmela. De la talla 34 he vuelto a mi siempre eterna 38. El otro dia me subí nuevamente a la bicicleta y a la media hora me bajé aunque podría haber pedaleado un poco más. La menstruación volvió aunque está siendo más larga de lo habitual pero mi doctora de cabecera dice que no me preocupe, que deje a mi cuerpo funcionar. Y yo, que con tantas ganas la recibí, no me preocupo lo más mínimo. Hoy, que parecía que la primavera nos hacía una visita inesperada, me fui andando a entregar mis bajas a la Seguridad Social, cosa que antes ni se me ocurriría porque no me sentía con fuerzas para llegar tan lejos andando y menos aún ir y volver. Total, que la primavera llega cargada de sonrisas y sobre todo de ganas. De unas inmensas ganas por hacer cosas.


Cuando el otro día salí de la visita del oncólogo, lo hice enfadada. Porque siempre hacen lo mismo. Hay un protocolo y es el que debe seguir todo el mundo. Independientemente de como seas, de como reacciones, de como evoluciones o te enfrentes a las cosas. No me gusta preguntar muchas cosas precisamente por eso, porque prefiero no saber de antemano. Prefiero ir despejando el camino a medida que voy avanzando. Sin embargo, esta vez me adelanté y quise saber que ocurre cuando las pruebas demuestran que ya no queda rastro y me dijo que tendría que seguir un año más de tratamiento para evitar que se reprodujera.  Yo no estoy por la labor de seguir ocupando mis días con todo esto. No le dije nada, porque para qué. Antes tengo que demostrar que hemos llegado al final y después, ya hablaremos. En esta ocasión por lo menos tengo algo a mi favor; me entiendo mejor que con el otro. Es más fácil que se adapte a lo que yo quiero. Cuando en el primer análisis los marcadores no mostraban nada, me bajó la dosis y se lo agradecí. Está mucho más atento a lo que digo y lo que quiero. Le comenté que a veces sentía cierta tensión abdominal y por lo menos me hizo tumbar y como mínimo palpar. Lo que yo me hago tan a menudo para comprobar mediante el tacto como evolucionan mis órganos. De esta forma podía comparar su opinión con la mía. Todo estaba bien. Claro que él nunca pudo comprobar la inflamación que tuvo mi hígado en los inicios. Me dijo: Estás fenomenal. No tienes nada. Bueno si, un tatuaje. Por lo menos este no me borra la sonrisa del rostro.

El próximo miércoles vuelvo a tener resultados de marcadores y de LDH que no me había pedido nunca y yo lo tenía como referencia en el otro hospital. Y además, el TAC. Cuando todo eso esté sobre la mesa, veremos...

Todo este escribir sobre esta parte de la historia no es más que una forma de ir abandonándola, de hacer que se convierta en pasado, de ir apartándola de mi. Algún día, no muy lejano, ya no habrá nada que contar y quizás entonces, empiece a escribir sobre todo lo bueno que he vivido, todo lo bueno que he aprendido, todas las experiencias no médicas que se han convertido en parte de mi vida y que seguirán en ella, todos los sucesos extraños y las "casualidades". Los lugares que visité y a la gente que conocí y que fueron protagonistas. A los que tanto debo. Algún día escribiré... sobre lo maravilloso que fue el camino.

jueves, 6 de marzo de 2014

Proyecto de un beso

Te mataré mañana cuando la luna salga
y el primer somormujo me diga su palabra

te mataré mañana poco antes del alba
cuando estés en el lecho, perdida entre los sueños
y será como cópula o semen en los labios
como beso o abrazo, o como acción de gracias

te mataré mañana cuando la luna salga
y el primer somormujo me diga su palabra
y en el pico me traiga la orden de tu muerte
que será como beso o como acción de gracias
o como una oración porque el día no salga

te mataré mañana cuando la luna salga
y ladre el tercer perro en la hora novena
en el décimo árbol sin hojas ya ni savia
que nadie sabe ya por qué está en pie en la tierra

te mataré mañana cuando caiga la hoja
decimotercera al suelo de miseria
y serás tú una hoja o algún tordo pálido
que vuelve en el secreto remoto de la tarde

te mataré mañana, y pedirás perdón
por esa carne obscena, por ese sexo oscuro
que va a tener por falo el brillo de este hierro
que va a tener por beso el sepulcro, el olvido

te mataré mañana cuando la luna salga
y verás cómo eres de bella cuando muerta
toda llena de flores, y los brazos cruzados
y los labios cerrados como cuando rezabas
o cuando me implorabas otra vez la palabra

te mataré mañana cuando la luna salga,
y así desde aquel cielo que dicen las leyendas
pedirás ya mañana por mí y mi salvación

te mataré mañana cuando la luna salga
cuando veas a un ángel armado de una daga
desnudo y en silencio frente a tu cama pálida

te mataré mañana y verás que eyaculas
cuando pase aquel frío por entre tus dos piernas

te mataré mañana cuando la luna salga

te mataré mañana y amaré tu fantasma
y correré a tu tumba las noches en que ardan
de nuevo en ese falo tembloroso que tengo
los ensueños del sexo, los misterios del semen
y será así tu lápida para mí el primer lecho
para soñar con dioses, y árboles, y madres
para jugar también con los dados de noche

te mataré mañana cuando la luna salga
y el primer somormujo me diga su palabra.

Leopoldo María Panero

Se nos mueren las palabras, se las llevan los poetas... 


martes, 4 de marzo de 2014

La pareja perfecta

Jajaja. La gente está fatal y yo posiblemente también por interesarme por semejantes cosas pero no lo he podido evitar. Al leer el titular me ha venido a la mente la historia sobre la que escribí hace unos años. Esa del bote de laca que publiqué en el Amanecer y que nos hizo reir un rato largo. Y después de leer la noticia he llegado a la conclusión de que ambos dos harían la pareja perfecta. Pero no por ninguna relación extraña entre el orto del uno y la otra sino por lo "accidentado" de sus vidas. 

Lo mejor de la noticia: Cuando el cirujano hizo la primera incisión se escuchó un gran “pop” al salir el aire retenido. Como el anuncio de las Pringles "cuando haces pop, ya no hay stop". Y lo curioso que es el cerebro, oye porque de repente he visualizado un bote de Pringles atravesao en el abdomen de la pobre mujer. Lo que yo digo, tienen más en común de lo que se piensan...

Qué accidentado es esto del vivir.

Y como banda sonora para esta historia de amor que mejor que Rafaella Carra. Ya lo dice ella: En el amor todo es empezar (ya sea con un bote de laca o un compresor) y por si no fuera suficiente... Explota, explota mi corazón.

Mejor me voy para ver si se me airean las neuronas.



Doctores y doctrinas

Es probable que mucha gente se siente delante de un médico como aquel que se postra ante una deidad implorando la salvación. Pero..., yo no soy esa, que diría Mari Trini. Yo no busco salvación y a veces creo que ni siquiera sanación. Estoy por una simple cuestión de evitarle disgustos a algunas personas porque en verdad, los médicos y yo hace muchos años que perdimos las amistades. Por desgracia ahora me toca visitarles con una asiduidad que ya me gustaría innecesaria pero como inevitable que es el hecho, procuro que sea un "ni pa ti, ni pa mi" para de esta forma no sentirme a merced de una confianza que no me producen. Ya lo siento, eh? Ojalá nunca hubiera tenido que ver el lado obscuro de esta ciencia o el lado obscuro e incompetente de algunos que la practican, pero no ha sido el caso. Desde que empezó todo este episodio que a mi me parece eterno y que en realidad apenas alcanza poco más de seis meses, yo traté de coger las riendas de este mal que para mi no ha dejado de ser nunca más que un bien, aunque sorprenda. Es por eso por lo que no soy una dócil paciente. O quizás es porque yo no soy una dócil en nada, no sé. Aún con todo es cierto que se me da mejor tratar con unos médicos que con otros y claro está, mejor con aquellos que escuchan que con los que hacen oídos sordos a mis palabras. Yo me siento, les escucho y considero lo que dicen. A la recíproca no tanto pero procuro abstraerme de este detalle y trato de hacerme escuchar y entender. No se trata de menospreciar sus conocimientos, se trata de hacerles ver que hay más conocimientos aparte de los suyos, se trata de hacerles entender que yo soy parte activa de toda la historia. Es más, yo diría que soy la protagonista y que por lo tanto debería tener voz y voto. Sin embargo, hay quienes fruncen el ceño en cuanto discrepas, en cuanto no sigues a rajatabla sus palabras que consideran órdenes y yo me pregunto: ¿es de obligado cumplimiento lo que dices cuando de lo que se trata es de mi vida? ¿acaso no voy a poder decidir sabiendo que me va la vida en ello? ¿he de poner mi vida en tus manos sin que se me permita decir esta boca es mía? Vosotros sois tan mortales como yo misma. Tan humanos e inhumanos como la especie a la que pertenecemos todos. Tan acertados y errados como cualquier otro. No sois ninguna deidad y aún si lo fuérais, lo seríais tan solo para vuestros fieles y en mi caso, las relaciones con las divinidades, tampoco han sido mi fuerte. Sin embargo, muchos os habeis erigido sobre pedestales y mirais desde vuestras alturas a los que se arriman en busca de remedio. Yo os visito como visito los templos, alejada del dogma. Os contemplo como contemplo la iconografía que esconden, a veces con admiración y otras con desdén pero siempre exenta de misticismo.

No, lo siento, no te creas deidad, ni salvador, ni profeta. Eres, sintiéndolo mucho, más parecido a mi de lo que te gustaría parecerte.

(Dedicado a algunos que no a todos)

Y hablando de Mari Trini.... xDDDD